Los edificios construidos bajo el estándar Passivhaus son diseñados y ejecutados, hasta los más mínimos detalles, para conseguir:

  • Un ambiente interior confortable durante todo el año, sin necesidad de recurrir a los sistemas convencionales de calefacción o refrigeración.
  • La más alta calidad de aire limpio y renovado en el interior de los espacios, gracias al empleo de un sistema de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor
  • Un super aislamiento térmico, estanqueidad al aire y ausencia de puentes térmicos, todo ello por encima de las normativas actuales del Código Técnico de la Edificación.
  • Una casi nula necesidad de calefacción y refrigeración, que repercute en un ahorro en las facturas de energía. Asegura al edificio una casi independencia de los incrementos en los costes de energía futuros. Passivhaus es ahorro de energía y confort.
Translate »